Pornografia sin registro

6854933580_2c8b688306_z

Skillern pensaba que si mantenía sus imágenes en un borrador dentro de su correo electrónico, sin enviarlas, éstas quedarían sin registro ni con posibilidad de rastrearlas.Sin embargo, la policía dio con el sospechoso y lo arrestó, gracias a la empresa en la cual mantenía su correo: Google.Una cuestión esencial al analizar estos delitos es la aparición de un término extraño para los ajenos al mundo del Derecho. En derecho penal, dolo es la voluntad de cometer un delito, y se contrapone a la imprudencia, el mero descuido.Si no hay dolo ni imprudencia, estaríamos en el caso fortuito, que no es sancionable.La imprudencia que da lugar a un delito sólo se castiga cuando ese delito incluye formas imprudentes.Por ejemplo, el homicidio lleva una pena si es doloso, artículo 138, y otra si es imprudente, artículo 142.

El material llegaba desde Australia y no ofrecía lugar a dudas: Se trataba de pornografía infantil.La empresa, por su parte, les ratificó que distribuía el producto en una red de supermercados del País Vasco.Con esa confirmación, pasaron a intentar localizar un edificio que aparecía al fondo de las tomas.Google enfrenta demanda por falta de privacidad en correos calificándola como demasiado grande Sin embargo, la acción generó sospechas respecto de la revisión de archivos de sus usuarios por parte de Google.Efectivamente, la compañía revisa remotamente los archivos de todas sus cuentas, por lo que este año se vio obligada a cambiar sus términos de uso de su correo y otros servicios, señalando que todo el contenido ingresado a estos sistemas es analizado automáticamente, para obtener información que más tarde puede usarse para personalizar publicidad o detectar ilegalidades.Tras advertir la ilegalidad, Google acudió al Centro Nacional de Niños Perdidos y Abusados -organización no gubernamental, pero creada por el Congreso de EE.

You must have an account to comment. Please register or login here!